Productos mexicanos ¿Por qué comprarlos?

zafus rellenos de Cascarilla de café veracruzano

Productos 100% mexicanos para yoga y meditación. Diseñados, fabricados y vendidos desde esta tierra chilanga para todo México.

La meditación y el yoga son disciplinas milenarias que vienen desde India. ¿Sin embargo…sabes el impacto ambiental, la huella de carbono y los costos que implica traer productos desde el otro lado del mundo? Vale la pena inspirarse en la mágica India, pero es ilógico importar todo desde allá. 

Temo decirte también que la maquila y fabricación en países como Bangladesh, Myanmar, Pakistán, China o India dista mucho de respetar derechos humanos, ya no digamos derechos laborales. ¿Has visto las etiquetas de tu ropa? (Checa el documental en Netflix, “the true cost”, para conocer más de este tema).

Afortunadamente, en México tenemos una fuerte industria textil. No es necesario comprar ropa, cojines, o bolsos importados. Hay muchas opciones mexicanas interesantes. 

Nosotros trabajamos con varias costureras y artesanas mexicanas que hacen los productos en sus casas y pueden así atender a sus hijos. Trabajamos con pequeños talleres de estampado, o costura especializada, para hacer otros productos más elaborados. Ninguno de ellos ocupa la mano de obra esclavizante de muchos países asiáticos. 

Los zafus de meditación los rellenamos con cascarilla de café, la traemos desde Veracruz, se rescata de ser un desecho, y se vuelve el más cómodo asiento para ayudarte a meditar. 

En todos los procesos involucrados de nuestros productos, se benefician 10 familias mexicanas directamente, y otras 30 indirectamente. 

Eso, nos llena de felicidad. Son menos familias que tendrán que emigrar en condiciones horribles a Estados Unidos. Son mujeres que podrán tener un ingreso extra en sus casas, y así, mayor independencia. Son vendedores que podrán estar en mejores condiciones laborales que cuando estaban en un supermercado, por ejemplo (y ahora hasta son yoguis en proceso).

Creemos firmemente que el Yoga va dentro y fuera del mat. Que la congruencia debe estar en nuestros actos y en nuestras compras. No somos perfectos, y aun tenemos muchos procesos que vamos actualizando para buscar la congruencia. Por ejemplo, ahora ya no damos bolsas mas que de papel, pues descubrimos que las bolsas “ecológicas” de non woven (sí, las que te venden en el super) realmente están hechas de microplásticos, y duran 10 veces máximo. Lo sentimos, hemos dado muchas de esas bolsas estos años.

Muchas veces actuamos mal por ignorancia, no por maldad. Lo importante es cambiar nuestro rumbo lo antes posible.

Sin embargo, hay productos que no podemos fabricar en México, pues nuestro país no tiene la industria necesaria, por ejemplo, para hacer tapetes de yoga de alta calidad, como los Manduka (que se fabrican en China) o los Jade (fabricados en USA). Lo bueno de esas marcas, es que o duran toda la vida, o son biodegradables. Ojalá algún día en nuestro país se logre hacer un tapete de yoga de alta calidad. Por ahora seguiremos importando.

O los cuencos tibetanos. Hay toda una tradición orfebre de Nepal para hacer esos objetos, y que suenen con esas vibraciones. Desgraciadamente en Santa Clara del Cobre no han investigado aún el asunto.

Mismo caso de las semillas sagradas: Rudraksha, Flor de loto, árbol boddhi… no son exactamente especies endémicas de Oaxaca 🙁

Japamalas de línea impermanencia

El año pasado, viajamos a Nepal para conocer a los artesanos y fabricantes de cuencos e importar directamente desde talleres artesanales, y no de grandes maquiladoras Chinas. Ahora Tsawang y Nawang son nuestros proveedores de esas exoticidades.

Con todo esto, no te decimos que no compres nada importado, vivimos en un mundo globalizado. Solamente, que hay que pensar bien nuestras compras: quién hizo tu ropa, tus cojines, tus portamats, tus bolsas. Si realmente necesitas otras malitas de 2 mil pesos, que han viajado 4200 kilómetros desde su almacén. El planeta ya no aguanta el consumismo inconsciente.

El planeta necesita compras conscientes.

Cada objeto tiene su propio karma, su legado de acciones desde dónde viene, quién lo hizo, en qué condiciones se fabricó, de qué materiales está hecho, y cuánto viajó hasta tus manos.

Por eso, hicimos una marca interna de los productos que fabricamos nosotros, Cudegui, y nos  llena de orgullo decir que es una marca local, mexicana, para los yoguis y meditadores mexicanos. 

¡Viva México!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *